Porqué Los Millennials No Teman La Muerte : El Movimiento De La «Muerte Positiva»

 

A diferencia de los baby boomers, los jóvenes parecen estar dispuestos a planificar sus propios funerales con mucha antelación de una forma que no lo hicieron las generaciones anteriores. Y eso está impulsando grandes cambios en la industria funeraria.

Hoy echamos un vistazo a por qué los Millennials son la generación de la «muerte positiva».

 

Hasta hace poco, la mayoría de las personas de 20 años no planeaban cómo querían morir

La mayoría de las personas no tenían el hábito de planear morir a los veinte años, o tal vez ni siquiera en toda su vida. Un estudio de 2017 en la revista Health Affairs encontró que solo uno de cada tres adultos estadounidenses tenía una directiva anticipada, incluido un testamento en vida con instrucciones médicas para el final de la vida, un poder notarial que designa a una persona para ser responsable de los asuntos finales, o ambos. Pocos han planeado sus deseos funerarios o incluso han hablado con sus seres queridos sobre sus planes, según la Asociación Nacional de Directores de Funerales.

Pero “la forma estadounidense de morir”, como la llamó la periodista Jessica Mitford en su clásico libro de 1963 sobre la industria funeraria, está cambiando. Cuando Mitford escribió por primera vez su investigación, descubrió ansiedad, aversión y pocas opciones funerarias reales. La mayoría de los consumidores solo interactuaban con la industria funeraria cada 14 años en promedio, y luego solo bajo coacción, por lo que era poco probable que compararan o tomaran decisiones informadas. Como resultado, argumenta Mitford, los directores de funerarias podrían convencer a sus desventurados clientes de que gasten más dinero del que tenían en cosas que inicialmente no querían.

Hoy en día, Internet nos brinda acceso instantáneo a mucha información y opciones aparentemente infinitas. «Embalsamar y enterrar» era la única forma de tratar los restos humanos en muchos países occidentales: los directores de funerarias se resistían a la cremación (es mucho más barato que el entierro). Hoy en día, existe un canal de YouTube llamado «Ask a Mortician» (Pregunta a una funeraria) que tiene casi un millón de suscriptores. Casi un millón de personas han descargado el kit de inicio de Conversation Project, una guía didáctica anglosajona para planificar tu final de la vida. Y ahora podemos convertir al difunto en diamantes o árboles.

Todos comparten una idea común: que la cultura occidental se ha vuelto demasiado sensible para hablar de la muerte y que el silencio empobrece las vidas que le precedieron.

 

Bios Urn Blog: Why millennials are not scared of talking about death and the Death Positive movement / Le mouvement de la positivité de la mort ou de la mort positive / Movimiento muerte positiva

Puedes elegir convertirte en un árbol. Image source: Bios Urn ®

 

El movimiento de la «Muerte Positiva» ha empezado online

Acostumbrados a tener todo en su vida optimizado u organizado por una herramienta digital, los menores de 35 años ven la planificación del final de la vida en Internet como un servicio útil como cualquier otro servicio que utilizan online.

Los jóvenes, también conocidos como los Millennials, lideran este desfile de cambio cultural. Caitlin Doughty fundó la «Orden de la Buena Muerte» («Order of the Good Death«) en 2011, una organización que promueve la muerte positiva, cuando tenía solo 27 años. Hansa Bergwall tenía 35 años cuando creó la aplicación «WeCroak», que envía cinco recordatorios diarios de que todos vamos a morir, para ayudarnos a vivir en el momento presente. Y el fundador de Urna Bios fue el primero en el mundo en tener la idea de una urna biodegradable que nos convierte en árbol antes de los 30.

Este movimiento cultural se está llamando el movimiento de la «muerte positiva» (o «death positive movement» en inglés).

Morir no es un tabú para los millennials

En general, hablar de la muerte parece menos tabú para muchos millennials. Encuentran en internet el movimiento de la “Muerte Positiva”, que tiene como objetivo hacer que las conversaciones sobre la muerte sean normales y rutinarias.

El contenido funerario moderno es menos morboso y, en cambio, ofrece información práctica sobre las decisiones que podemos tomar antes de morir, como por ejemplo buscar una doula de final de la vida («death doula«) o comparar diferentes opciones de entierro. También hay cada vez más espacios públicos donde se fomenta de forma proactiva la conversación sobre la muerte como los Cafés de la Muerte («Death Cafés«) o las exposiciones de arte sobre el tema de la muerte.

Contemplar cómo se ve el final es parte de la vida y da una sensación de paz en el presente. Muchos también alientan a sus padres mayores a pensar y planificar sus deseos personales y entablan la conversación durante una comida familiar.

 

Bios Urn Blog: Why millennials are not scared of talking about death and the Death Positive movement / El movimiento de la muerte positiva

Inicia la conversación sobre la muerte en tu próxima cena familiar. Image source: pxhere.com

 

Expresar su personalidad única tanto en la muerte como en la vida

Anita Hannig, profesora asociada de antropología en la Universidad de Brandeis que estudia la muerte, dice que las personas, no solo los millennials, quieren expresar cada vez más sus personalidades únicas tanto en la muerte como en la vida.

Parecería que las personas más jóvenes, con más recursos, podrían informarse antes o de forma diferente que sus padres y abuelos.

Otro objetivo de las generaciones más jóvenes para planificar sus propios planes de final de la vida con anticipación es hacerlos lo más económicos posible para sus seres queridos, quienes tendrán que lidiar con ellos.

La opción de donar el cuerpo a la ciencia es una opción cada vez más popular. Donar tu cuerpo a la ciencia es firmar un contrato que otorga a los estudiantes de medicina en un futuro lejano el derecho a estudiar tu cuerpo después de tu fallecimiento. Muchos lugares dedicados a la investigación, como las universidades, ofrecen lo que muchos millennials ven como la solución perfecta: cuando su investigación está completa, generalmente después de dos años, la universidad pagará para incinerar los restos del donante y devolverlos a su familia. Los familiares de la persona pueden optar por celebrar la vida de la persona en este momento y, a menudo, no suele ser una ceremonia triste.

 

Bios Urn Blog: Why millennials are not scared of talking about death and the Death Positive movement

L’expo de 2020 «Social Exhibition» sur le sujet de la mort dans le musée Red Dot Museum. Image source: Bios Urn ®

 

Al fin y al cabo, esto es lo que tiene en común este nuevo movimiento de Muerte Positiva: conexión. Para algunos, esto significa planificar sus planes para el final de la vida tan cuidadosamente como se planea para el comienzo de la vida, para los nacimientos. Para otros, significa sentarse alrededor de una mesa en un Café de la Muerte o instalar una aplicación en su teléfono para recordarles que la muerte llegará. Para los millennials, esa conexión significa comprender cómo la muerte encaja en sus vidas hoy. Abrazar la mortalidad, al parecer, ayuda a vivir con menos miedo y más vida.

¿Te unirás al movimiento? ¡Empieza a pensar en lo que quieres y avisa a tus seres queridos!

 

 

¿Qué opinas del movimiento de muerte positiva y cómo los millennials abordan la muerte? Háganos saber en la sección de comentarios. ¡Nos encantaría saber de ti!

Para mantenerte al día de las últimas noticias e historias de Urna Bios®, ¡puedes seguirnos en FacebookInstagramTwitterPinterest y YouTube!

Join our mailing list to keep you updated of all Bios® news and get a 10% Discount!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *