Onyx, uno de los perros más queridos de Puerto Rico

Perder a una mascota puede ser como perder a un miembro de la familia. Durante un momento tan desgarrador, muchas personas buscan opciones de como guardar su amada mascota cerca. Así es como muchos descubren la Urna Bios para mascotas.

Nuestras mascotas nos muestran un amor incondicional. Y aunque no hablamos la misma idioma, existe una confianza inquebrantable entre una mascota y su familia.

Este fue el caso de Onyx, probablemente uno de los perros más queridos de Puerto Rico. Sigue leyendo para conocer la historia única de Onyx aquí y cómo sus dueños llegaron a descubrir nuestra Urna Bios para mascotas.

Onyx encuentra a su famlia

La familia Rivera-Navarro hizo un drástico regreso a la isla de Puerto Rico para establecer un restaurante familiar en la pintoresca ciudad de Cabo Rojo. El perro que habían rescatado en Miami, viajó con la familia para pasar sus últimos años tomando el sol en la bonita isla.

Cuando su amado Holmes falleció en agosto de 2007, su sobrino su esposa les regalaron un labrador negro de raza pura, que tenía tan sólo unos pocos meses. ¡Bienvenido Onyx!

Poco a poco y a lo largo de los próximos años, Onyx fue estableciendo su propio lugar, su propia presencia dentro de su nueva familia. En silencio, lentamente se sintió su energía. Se convirtió en un precioso macho negro que protegió su hogar primero con Canela como compañera, y luego con Leiah, quien estuvo a su lado hasta su muerte, y todavía llora su ausencia.

Un miembro pillar de la familia

Onyx vio crecer sus nietos desde que nacieron. Durante los primeros años de sus vidas, Onyx estuvo allí. Él sabía hasta dónde soltar la pelota durante su crecimiento, y nunca fue el primero en cansarse. ¡No pueden contar la cantidad de pelotas de tenis que rodaron por la entrada principal de la casa que los niños corrieron detrás durante horas!

“Pensamos que lo perderíamos debido a unos parásitos del corazón en abril de 2016. Nuestro sabio y apasionado veterinario en Mayagüez nos dijo que no nos abandonaría. Nos aseguró que Onyx tenía la resistencia para sobrevivir al tratamiento horrible y doloroso y que con mucho cariño, él nos daría algunos años más de felicidad. Los nietos fueron los que lo dieron de comer durante todo el proceso, así de especial era su vínculo con él”.

Así que cuando el encantador Onyx comenzó a ir lento y ya no poder seguir a Leiah subiendo la colina, la familia supo que el final estaba cerca. También tenían claro que querían mantenerlo cerca de su familia. Encargaron con antelación la Urna Bios para mascotas y empezaron a buscar el lugar perfecto para que Onyx esté cerca. Eligieron la esquina de la entrada de su casa, donde siempre se sientan entre familia o cuando hay visitas, porque está abierto y siempre corre una brisa fresca.

Su nieta seleccionó una maceta grande, con el color perfecto para él y el tamaño correcto para la Urna Bios para mascotas. Y empezaron a hablar con uno de los pocos sitios en la isla de Puerto Rico que realizan cremaciones de mascotas. Aparentemente no es una práctica común allí. La familia se alegró de encontrar a Crem del Caribe, un grupo de personas totalmente enfático y profesional.

BIOS Urn for pets: the Onyx story

La plantación de la Urna Bios para mascotas como Onyx

Tristemente Onyx falleció el 5 de julio. “Yo me encontraba en el otro lado de la isla, pero menos mal que Leiah estaba con él”, explica Velma. Crem del Caribe lo recogió e hizo la cremación y luego transfirió las cenizas a nuestra Urna Bios para mascotas.

Los próximos días organizaron una celebración con vecinos y familiares para pasar por el proceso de “mezclar su cuerpo y su alma”. Fue una experiencia muy esclarecedora para todos lo que cuentan. “Fue de suma importancia que nuestros nietos pasen por este proceso porque nuestra intención es que ellos sean quienes lo gestionen para nosotros, sus abuelos, cuando llegue el momento”.

Cuentan que fue una bonita celebración para Onyx y su lugar en nuestro balcón se volvió aún más especial para la familia. Leyeron en voz alta la nota de su nieta y el Poema del Puente Arco Iris que les dio Crem del Caribe.

BIOS Urn for pets: the Onyx story

Luego plantaron su Urna Bios para mascotas que contenían las cenizas de Onyx y eligieron plantar una buganvilla colorida. Su nieto se aseguró de que la placa con su nombre estuviera bien pegada y se aseguró de que su pelota de tenis favorita también estuviera allí. Ahora, la pregunta que los niños hacen es: “Papá, ¿regaste a Onyx?”

La familia sigue teniendo largas conversaciones familiares en su balcón. Alguien siempre está sentado en el suelo con el brazo  alrededor o con la espalda contra … Onyx. Velma dice que ella planea estar allí con él algún día. Le ha pedido a sus nietos que se aseguren de eso. “¡Qué conversaciones interesantes escucharé algún día! ¿Escuchaste eso de Onyx?”

BIOS Urn for pets: the Onyx story

 

Cada plantación de una Urna Bios es única

Cada plantación, cada ubicación, es específica para cada persona y cada familia, y no hay dos Urnas Bios en el mundo que sean iguales. Esa es la belleza de estos testimonios, hay un sentido de autonomía y de elección. Tratar con la pérdida siempre es difícil y tiende a enviar la vida en una dirección desconocida y, a menudo, confusa.

Una cosa que creemos en Urna Bios, es que la gente ve la belleza de la vida expresada en la naturaleza y en los árboles. La forma en que nos conectamos con estos ciclos y estas etapas es personal en sí misma, pero lo importante es que todos nos conectemos. Nuestra única esperanza es brindar consuelo y una alternativa positiva a aquellos que han sufrido pérdidas, y brindarles una voz a quienes deseen compartir sus historias únicas.

 

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Durante los últimos años hemos trabajado para llevar la Urna Bios a todas las personas que querían utilizarla. Esta lista de correo es el resultado de nuestro arduo trabajo y dedicación. Suscríbete para estar informado de nuestras novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *