¿Cómo plantar y proteger el árbol de la Urna Bios en invierno?

Plantar una Urna Bios® en Invierno es posible

El invierno se acerca. Lejos quedan los inicios de primavera u otoño, momentos óptimos para realizar la plantación. Aun así, la esperanza es lo último que se pierde y si se siguen unos consejos y trucos la Urna Bios® puede ser plantada con resultados satisfactorios a principios o incluso medianos de invierno.

Para aquellos que quieran plantar en invierno, existen dos formas de hacerlo: plantación exterior y plantación interior. La plantación interior asegura que el árbol dispone de una temperatura moderada, a la vez que recibe una cierta dosis de luz solar así como riego cuando es necesario. Virtualmente, cualquier árbol podría ser plantado en un interior al principio, ya sea en una Bios Incube o una maceta con drenaje. La plantación interior necesita menos preocupaciones e incluso puedes seguir los mismos procedimientos que en otra época del año más óptima. La única sugerencia es escoger una especie apropiada y pensar a largo plazo. ¿Podrás trasplantar el árbol en primavera? En caso que si, puedes utilizar cualquier tipo de árbol. ¿El árbol estará en una maceta durante un periodo largo de tiempo? Entonces, quizás es mejor elegir un tipo de especie que se adapte bien en una maceta.

Para la plantación exterior existen muchas cosas que puedes hacer para plantar la Urna Bios en invierno. Si tienes intención de hacerlo, se recomienda utilizar un esqueje o un brote, en caso que se quiera utilizar semillas, entonces será necesario utilizar el proceso de siembra de invierno.

Protección y Prevención

 

  • Mantillo. Al plantar durante el invierno, o durante los meses más fríos, es mejor colocar un mantillo alrededor de los esquejes. El acolchado da unas mejores condiciones al suelo, con el tiempo y a medida que se descompone, libera nutrientes en el suelo y la tierra. Cuando se utilicen mantillos, es mejor colocarlo alrededor del esqueje dejando un espacio de ½ pulgadas alrededor del tallo para garantizar una buena circulación.
  • Agua. Es crucial que la planta esté bien regada durante el invierno, la humedad en la tierra ayuda a mantener el calor! Tierras húmedos previenen del frío a las raíces.
  • Protección. Se puede añadir una protección extra envolviendo el esqueje con un material protector (plástico, malla, tela, etc) durante las noches más heladas. También puede ser de utilidad añadir alambre para vallar jardines, como capa adicional para prevenir el frío. Es recomendable quitar las protecciones durante el día y solamente aplicarlas durante la noche o periodos de mucho frío.

Join our mailing list to keep you updated of all Bios® news and get a 10% Discount!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *